Centro de desintoxicacion barcelona|desintoxicacion cocaina barcelona

SUSTANCIAS PSICOACTIVAS

Las drogas han sido clasificadas según múltiples sistemas de categorización, predominando, en la actualidad, las clasificaciones en función de sus efectos farmacológicos. La clasificación de las drogas según los efectos que producen a nivel del sistema nervioso central constituye el sistema de clasificación más aceptado en la actualidad. Según éste las distintas sustancias podrían clasificarse en una o varias (drogas mixtas) de las siguientes categorías:

ALUCINÓGENOS

Ácido Lisérgico ( L.S.D), Peyote, Mescalina, alucinógenos sintéticos M.D.A, M.D.M.A (éxtasis).Provocan alteraciones psíquicas que afectan a la percepción y varían la noción de la propia identidad. Evocan imágenes sensoriales sin la existencia de estímulos reales. Sus efectos son muy variables, y suelen persistir entre siete y doce horas. Producen despersonalización y autismo. Su consumo puede provocar graves alteraciones mentales como esquizofrenia, alucinaciones, estados de paranoia y ataques de pánico.
En lo referente a las drogas de síntesis, se consideran, por los efectos que producen en el organismo, substancias mixtas alucinógeno- estimulantes.

DEPRESORES

Reciben también el nombre de psicolépticos. Su función es relajar el Sistema Nervioso Central(S.C.N.) inhibiendo la actividad nerviosa y el ritmo de las funciones corporales. En dosis bajas tienen propiedades estimulantes, produciendo euforia, pero a dosis altas producen sopor, somnolencia, sedación, pudiendo incluso producir la muerte del individuo al paralizar la actividad cerebral que controla el aparato respiratorio. Muchos de ellos se utilizan con finalidades médicas como tranquilizantes. Muchas veces se usan inadecuadamente para tratar estados depresivos. Este uso solamente enmascara el verdadero problema y no soluciona las causas. Utilizados de esta manera, a la larga sólo agravan los estados depresivos y terminan por producir adicción. Dentro de este grupo encontramos :
-ALCOHOL
-OPIÁCEOS y sucedáneos sintéticos: Heroína, morfina, codeína, metadona. Los opiáceos se presentan como polvo para fumar o solución inyectable. Este narcótico produce un estado de ensoñación y éxtasis que se acorta rápidamente a causa de la alta tolerancia que provoca desde el primer consumo.
-NEUROLÉPTICOS o tranquilizantes mayores: Antipsicóticos. Se usan terapéuticamente en el tratamiento de trastornos psicóticos, como por ejemplo la esquizofrenia. Producen quietud emocional, retraso psicomotor e indiferencia afectiva.
-ANSIOLÍTICOS o tranquilizantes menores: Medicamentos psicotrópicos que actúan sobre el S.N.C produciendo efectos relajantes, anticonvulsivos, amnésicos y sedantes. Se usan en medicina para tratar básicamente los estados de ansiedad. Los consumidores de drogas estimulantes los utilizan para calmar su estado anímico. También se usan para tratar los estados de pánico causados tras la ingesta de alucinógenos.
-SOMNÍFEROS O BARBITÚRICOS: Drogas que actúan sobre el S.N.C, produciendo desde sedación hasta anestesia en función de la cantidad ingerida.
-GRANDES NARCÓTICOS o anestésicos generales:  Ketamina, P.C.P (Polvo de Ángel), Popper. Inicialmente desarrollados como anestésicos en cirugía, producen en el consumidor una disociación del medio y de sí mismos, así como una distorsión de las percepciones visuales y auditivas.

ESTIMULANTES

También llamados psicoanalépticos. Tradicionalmente usados para combatir la fatiga y el desánimo, su función consiste en estimular el Sistema Nervioso Central, dando lugar a un incremento de las funciones corporales. En este grupo encontramos: -ESTIMULANTES MENORES o de origen vegetal: Cafeína, teína.
-ESTIMULANTES MAYORES: Estimulantes químicos como la cocaína, Crack, Speed, anfetaminas, etc. Este tipo de estimulantes provocan un estado de estimulación física y psicológica, anulan el cansancio, el sueño y el hambre, aumentan la concentración y la agresividad, y disminuyen la temperatura corporal. Su consumo provoca un intenso placer inmediato debido a que activa rápidamente la producción de dopamina y serotonina. Desarrollan tolerancia rápidamente, lo que significa que el consumidor necesitará aumentar la dosis progresivamente para conseguir el mismo efecto. Son substancias que destruyen rápidamente el S.N.C. La sobredosis puede resultar fatal.



Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en likedIn Compartir en google Compartir en yahoo